Patiando lata

“Patiando lata”

Camino al trabajo, subo al tren y después de unas cuantas estaciones, se sienta frente a mí una chiquilla como de 18 años más o menos (léase 14) nuestras miradas se encuentran…..se profundizan esto en un lapso de unos instantes infinitos para mi, quito la mirada y la continuo atreves de su reflejo en la ventana del vagón…ella me busca y seguimos profundizando…una ricurita, un bombón no puede ser, mi imaginación vuela mas rápida que la luz….yo 60 y tu casi 20….NO…NO…me retira su mirada del reflejo, y yo, como si mirara el espacio, contemplando el panorama….saca de su bolso después de unos segundos de búsqueda, un chupachupa…si un CHUPACHU. Lo desenvuelve con una delicadeza como si se tratara de mi bragueta y sacara mi cabezón, me mira a los ojos yo me la encuentro y sigo con su reflejo en la ventana, que es mi dimensión en este momento y ella, coqueta, mordía y chupa el caramelo como si se entrenara para la Olimpiada mundial de chupa falo y va por la medalla de oro…y yo carretón, en el reflejo se me imaginaba el falo mio, mio de mi…entre sus labios carnosos y protuberantes como de negra Burundi , en medio del ensueño, me despierta la voz del tren ….nästa Rotebro…chucha! me pase como cuatro estaciones. La chivolita se baja y en la ventana me deja un beso……en un instante se me ocurrió plasmar mis labios en la ventana, pero me chupe…había  ya, un sapo…reflexiono, no se si el perverso soy yo….o esta, es una inocente de mierda..

 

This entry was posted in Uncategorized. Bookmark the permalink.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *